Principios, -25 feb. 2021-

 DOMINIO PROPIO

Para el principio de hoy vamos a leer este versículo del Proverbio:

«Una persona sin control propio es como una ciudad con las murallas destruidas.»  Pro 25:28 (NTV)


En la antigüedad las ciudades debían ser protegidas de los invasores, de aquellos que podían llegar y conquistar la ciudad, para esto construían enormes y fuertes murallas alrededor de la ciudad para protegerla, según lo grande y gruesa de esta muralla así era de segura. Cuando algún ejercito quisiera conquistar esa ciudad primero debía traspasar esa muralla.

Ahora bien, vemos que el versículo de hoy compara esa muralla con el dominio propio y nuestra vida con la cuidad, nos dice que así como la muralla protege a la ciudad, el control propio nos protege a nosotros. 

Que comparación mas certera, no se si usted conoce a gente iracunda, de esos que cuando se enojan pierden el control, o gente que cuando empieza a tomar pierde la compostura de lo ebria que llega a estar, o a los que cuando son seducidos por alguna propuesta sexual o económica no pueden decir “NO”.


Aquí surge la pregunta, ¿cómo esta tu muralla? la muralla del dominio propio.

Sabes, una de las cosas hermosas que nos da nuestro ayudador, el Espíritu Santo, es justamente dominio propio, mira este texto:

«Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.»  2Ti 1:7 (RVR1960)

A medida que crecemos en nuestra comunión con el Señor y obedecemos Su palabra, el Espíritu Santo va fortaleciéndonos en el dominio propio, así mismo si descuidas esa comunión con Él vamos a debilitarnos cada vez mas y esa muralla se va a ir derribando poco a poco con los golpes del pecado y la tentación.

-JonCley Mtrs-

Por JonCley Mtrs. 2021
Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *