Principios, -23 feb. 2021-

CONFÍA EN DIOS

Hoy deseo hablarte de “Confía en Dios”. Leamos el versículo de hoy:

«No envidies a los pecadores, en cambio, teme siempre al SEÑOR.» Proverbios 23:17 NTV


Este proverbio nos muestra cómo debemos vivir en este mundo con respecto a lo que tienen o viven los demás.

No digas: ¡Ese ni va a la iglesia, ni se esfuerza por hacer lo bueno, y vive tan bien, lo tiene todo!

No dejes que eso te haga pensar que sin Dios se vive bien. Todo es un espejismo que tiene los días contados, en ves de eso, confía en Dios. 

Hubo un hombre en la Biblia que tuvo esas mismas luchas, mira este texto:

«Miren a esos perversos: disfrutan de una vida fácil mientras sus riquezas se multiplican. ¿Conservé puro mi corazón en vano? ¿Me mantuve en inocencia sin ninguna razón? En todo el día no consigo más que problemas; cada mañana me trae dolor.»  Sal 73:12-14 (NTV)

Este hombre se llenó de amargura ante aquello que él veía y consideraba injusto, se llenó incluso de dudas sobre si tenía sentido o no vivir para Dios.

Pero llegó el momento en que recapacitó, veamos este otro versículo:

«Entonces entré en tu santuario, oh Dios, y por fin entendí el destino de los perversos.» 

«Entonces me di cuenta que mi corazón se llenó de amargura, y yo estaba destrozado por dentro. Fui tan necio e ignorante, debo haberte parecido un animal sin entendimiento.»  Sal 73:17, 21-22 (NTV)


El personaje de esta historia pudo entender hasta que entró en oración y Dios le dio entendimiento, se rompió el espejismo de mentiras que satanás le había puesto. Él supo que este mundo nos ofrece cosas que nos pueden atrapar si no somos cuidadosos.

Mira lo que dijo Juan el apóstol:

«No amen este mundo ni las cosas que les ofrece porque, cuando aman al mundo, no tienen el amor del Padre en ustedes. Pues el mundo sólo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo; y este mundo se acaba junto con todo lo que la gente tanto desea. Pero el que hace lo que a Dios le agrada vivirá para siempre.»  1Jn 2:15-17 (NTV)


Cuando envidias lo que otro tiene estás menospreciando a Dios ya que estás amando lo de este mundo, y demuestras que aún no conoces a Dios a cómo deberías, aun no lo temes. Si estás luchando con esto te invito a leer todo el Salmo 73 y luego habla con el Señor, ora para que Él te de entendimiento y te guié.

Teme al Señor, confía en Él y no dejes de obedecerlo y amarlo, tu recompensa es eterna. 

-JonCley Mtrs-

Por JonCley Mtrs. 2021
Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *