reading-4900545_1920

Principios, -1 abril 2021-

QUIERO INSTRUIRTE

«¡Háganme caso cuando los instruya!
Así compartiré con ustedes
mis enseñanzas y pensamientos.» 
 
Prov. 1:23 (TLA)

¿Cuántas veces como cristianos le hemos pedido al Señor que nos instruya, que nos enseñe, que nos guíe? no sé usted pero yo muchas veces, ya que ese amor que nos a atraído al Señor nos mueve a desear conocerle. 

Bien, el versículo de hoy nos da una condición para que esto se pueda dar.  

|| «El texto nos muestra una petición de Dios, la cual es:

“Háganme caso, atiéndanme” es decir el Señor nos dice que debemos prestar atención a Su reprensión, a Su corrección, y prestar atención quiere decir que debemos obedecer.» 

Hilando más delgado, si no obedecemos algo tan pequeño de Dios, que él nos ha mandado como perdonar a esa persona que nos hizo algo, o no mentir más, o no codiciar a otra persona o sus bienes, no tener envidia, honrar a padres, confiar en él y cosas semejantes, él nos dice que si no respondemos a cosas como estas, Su Espíritu no nos enseñará más profundo.

Si miras con atención el texto dice: “Así compartiré con ustedes
mis enseñanzas y pensamientos

Dios desea instruirnos, ya que somos sus hijos, mira:

«Tú me dijiste:
«Yo te voy a instruir;
te voy a enseñar
cómo debes portarte.
Voy a darte buenos consejos
y a cuidar siempre de ti.»  Sal 32:8 (TLA-D)

¡Ves!, esto es Su deseo, pero esto segundo ocurrirá si primero hacemos lo que está al inicio de nuestro texto de hoy, es decir: «¡Háganme caso…!” 

La obediencia al Señor, el prestar atención a Su reprensión, nos abre las puertas a su corazón e instrucción. 

-JonCley Mtrs-

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *