people-2598752_1920

PRECIOSA CORONA

12.4.21

«Una esposa digna es una corona para su marido, pero la desvergonzada es como cáncer a sus huesos.»  Prov. 12:4 (NTV)

En la versión RV60 dice “Una esposa virtuosa” y en otras versiones dice “Buena esposa”, pero para ver más sobre esto le podemos dar un vistazo a otro versículo conocido:

«Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado,
Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal
Todos los días de su vida.» 
 
Prov. 31:10-12 (RVR1960)

|| «Por esto es que una buena esposa, la esposa virtuosa, es corona para un buen marido, porque ella es confiable, es bondadosa, es sabia y busca el bien de su marido, pero sobre todo es temerosa de Dios.»

Se que el sistema actual ha luchado por igualar a la mujer con el hombre, y aunque la raíz de esto podría uno decir que fue bueno ya que existía un gran maltrato hacia ella y se le había negado derechos, el problema es que ahora se ha salido de control, y afirmaciones bíblicas como las que cité arriba le son chocantes a la mayoría de mujeres ya que sienten que eso las reduce a simples amas de casa dominadas por el hombre, pero una cosa es clara en la Biblia y es que Dios diseñó un rol diferente para cada uno, hombre y mujer, y para desempeñarlo le dio diferente gracia a cada uno, y hoy tristemente gran cantidad de mujeres están perdiendo aquello que Dios diseño para ellas.

Ser corona, desea Dios que la mujer sea para su marido. La corona es tan importante ya que un rey sin ella no estaba completo, esta lo distinguía, y en el pensamiento de Dios usted amada dama, es como una preciosa corona, y él desea que lo seas, no permita que el sistema mundano te robe aquello que Dios diseño para ti, ya que en el diseño de Dios alcanzarás la plenitud de vida.

Terminamos leyendo lo que Pedro le aconseja a las esposas en su carta, él les dice:

«De la misma manera, esposas, obedezcan a sus esposos. Si algún esposo no le cree a la palabra de Dios, podrá ser convencido sin que se le tenga que decir una sola palabra, sino a través de la conducta de ustedes al ver la forma de ser santa y respetuosa de su esposa. Que su belleza no venga de los adornos externos, como peinados exagerados, joyas de oro o ropa fina. Su belleza debe venir del corazón, del interior de su ser, porque la belleza que no se echa a perder es la de un espíritu suave y tranquilo, valioso ante los ojos de Dios.»  1Pe 3:1-4 (PDT)

Aquí Pedro no da licencia para que usted dama se una con un incrédulo, mas bien es la actitud que debería tener si esta casada con un hombre que no es creyente, pero el punto principal en ese texto es ese espíritu apacible y lleno de gracia que Dios desea que exista en una hija suya.

Y usted muchacha soltera, aproveche su soltería para consagrarse más y más al Señor y ser moldeada por él, para que el Señor haga de usted una preciosa corona, la cual será usada un día para coronar a un muchacho sencillo pero temeroso de Dios, quien gracias a usted se convertirá en rey.

-JonCley Mtrs-

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *