Edición Especial, -7 feb. 2021-

PARÁBOLA DEL SEMBRADOR


Mr. 4.3-9: Se da la parábola 

Mr. 4.14-20: Se explica la parábola 


Caso 1: Dureza de corazón 

  • La palabra no entra por la dureza de sus corazones 
  • Son los de doble animo, los que tienen la lealtad dividida entre Dios y el mundo. 
  • Los que no tienen una entrega total, se permiten otras cosas. Siembran otras semillas las cuales crecen más rápido. 


«Las semillas que cayeron en el camino representan a los que oyen el mensaje, pero viene el diablo, se lo quita del corazón e impide que crean y sean salvos.»  Luc 8:12 (NTV)


Este caso representa a las personas de duro corazón, aquellas que oyen pero no creen. Y por no creer es que el enemigo les quita el mensaje poniendo pensamientos opuestos. 


Es importante entender que la palabra de Dios es verdadera, Dios no miente pero el enemigo pone duda justamente para la persona no crea y se salve. 

Él está interesado en que el ser humano no se salve. 


Caso 2: Oidores emotivos

«Las semillas sobre la tierra rocosa representan a los que oyen el mensaje y lo reciben con alegría; pero, como no tienen raíces profundas, creen por un tiempo y luego se apartan cuando enfrentan la tentación.»  Luc 8:13 (NTV)


«pero, como no tienen raíces profundas, no duran mucho. En cuanto tienen problemas o son perseguidos por creer la palabra de Dios, caen.»  Mar 4:17 (NTV)



Este tipo de personas aunque tienen una fe inicial para creer en lo que oyen, tienen el problema de que son de doble animo, son los oidores emotivos que se dejan llevar por sus emociones. 

Santiago nos habla sobre esto:


«su lealtad está dividida entre Dios y el mundo, y son inestables en todo lo que hacen.»  Stg 1:8 (NTV)


La persona de doble animo es la que tiene la lealtad dividida, le da parte de su corazón al Señor y parte al mundo. 


El versículo nos dice que estas personas de lealtad dividida caen o se apartan cuando llegan las pruebas de la vida, las tentaciones y las persecuciones (burlas, etc)


Las pruebas en un genuino cristiano lo afirman ya que se abandona al Señor, pero en uno que tiene la lealtad dividida más bien lo apartan ya que prefiere la vía fácil. 


Caso 3: Oidores Carnales

«Las semillas que cayeron entre los espinos representan a los que oyen el mensaje, pero muy pronto el mensaje queda desplazado por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida. Así que nunca crecen hasta la madurez.»  Luc 8:14 (NTV)


«pero muy pronto el mensaje queda desplazado por las preocupaciones de esta vida, el atractivo de la riqueza y el deseo por otras cosas, así que no se produce ningún fruto.»  Mar 4:19 (NTV)



Estas son las personas que reciben y creen el mensaje, y crecen por un tiempo pasando las batallas de la incredulidad y duda, pasan las burlas, las persecuciones, las pruebas y siguen firmes pero llega un momento en que se estancan. 


Empiezan a permitirse cosas que antes no se permitían dando lugar a que se siembren otras semillas de maleza en su corazón. 

Esto causa que no le dedique el tiempo que antes dedicaba al Señor y su palabra. 

Se desenfoca por mirar ya sea a las preocupaciones de la vida, el deseo de las riquezas lo engaña y se deja atrapar o los placeres. 

Todas estas cosas van desplazando poco a poco su tiempo con el Señor, su devoción decae y luego se estanca, deja de crecer y no es fructífero. 


El terreno espinoso representa a los que están tan ocupados con otras cosas que desplazan las cosas de Dios de su vida. Debemos recordar siempre que las cosas que le quitan el sitio a lo más alto no tienen que ser malas de necesidad. El peor enemigo de lo mejor es lo que es un poco menos bueno. 


Caso 4: Oidores fructíferos

«Y las semillas que cayeron en la buena tierra representan a las personas sinceras, de buen corazón, que oyen la palabra de Dios, se aferran a ella y con paciencia producen una cosecha enorme.»  Luc 8:15 (NTV)


Este verso representa a aquellos que son sinceros con el Señor, vive por fe y no por emociones, lo aman de corazón y se aferran a él y su palabra es su alimento diario. Y no solo oyen la palabra sino que la ponen por práctica. 

Aunque son débiles como cualquier otra persona hacen del Señor su fortaleza y día a día se rinden a él. Saben que son necesitados del Señor y entienden que lejos de Cristo nada son. 


Son pacientes en medio de las pruebas ya que se rinden al Señor y él les da la fiereza para seguir. 

Y esto hace que crezcan y maduren y produzcan fruto con su perseverancia. 


la parábola nos dice que debemos hacer tres cosas.

(a) Debemos oírla, y no podemos oírla si no escuchamos


(b) Hemos de recibirla. Cuando oímos el mensaje cristiano debemos realmente darle entrada en nuestra vida. 


(c) Hemos de ponerla en acción. El producto en la parábola era del treinta, sesenta o ciento por uno, lo cual era verdaderamente provechoso; 


CONCLUSIÓN

A ellos dirige Jesús la parábola, y es como si les dijera: «Todos los campesinos saben que una parte de su semilla se perderá; no toda crecerá y dará fruto. Pero eso no los desanima hasta hacer que dejen de sembrar, porque saben que, a pesar de todo, la cosecha es segura. Sé que tenemos nuestros reveses y desánimos; sé que tenemos enemigos y adversarios; pero, no desesperéis: al final, la cosecha es segura.»

Esta parábola puede ser una advertencia acerca de cómo debemos oír y recibir la Palabra de Dios, y un estímulo para desterrar todo desánimo, en la seguridad de que las dificultades no podrán destruir la cosecha de Dios.



-Por JonCley Mtrs

Por JonCley Mtrs. 2021
Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *